Guitarrista Flamenco

No hay nada tan estúpido, tan duro, tan lleno de ira

que la música no pudiera cambiar.

El hombre que no tiene música dentro de sí mismo

ni se conmueve con la armonía de sus dulces sonidos

es apto para traiciones, estratagemas y maldades.

Los movimientos de su espíritu son sordos como la noche

y sus sentimientos tenebrosos como Erebo

Que nadie confíe en un hombre así.

WILLIAM SHAKESPEARE

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now